Mensaje del superintenedente (español)

Escribo esto mientras estoy sentado en la mesa de la cocina de mis padres en Maple Grove, Minnesota. La misma mesa (en la misma casa) en la que me he sentado en innumerables cenas familiares mientras crecía. Estoy escribiendo esto desde Minnesota porque la semana pasada fui a pasar tiempo con mi familia después del fallecimiento de mi sobrina debido a complicaciones de un raro trastorno cromosómico con el que nació. A mi hermana y a su esposo les dijeron que probablemente Pearl nunca sobreviviría a su nacimiento, pero ella lo hizo. Contra probabilidades increíbles, Pearl prosperó durante casi 7 años. Pearl fue nuestro milagro. Ella era la bebé, pequeña y niña más feliz y despreocupada que jamás conocieras. Y ella era una luchadora. Sobrevivió a múltiples cirugías y complicaciones de salud durante su corta vida y tuvo desafíos que la mayoría de nosotros nunca encontraremos en nuestras vidas. Y ella nos enseñó a todos el significado de la gracia y la humanidad.

Perdóneme por hacer este mensaje tan personal, pero creo que es importante para mi desarrollo como persona y como líder educativo. La verdad es que la educación pública es personal. Estamos en el negocio de los niños: el negocio del cuidado, el crecimiento y el aprendizaje. Para mí, eso significa todos los niños, todos los días. Todos los niños, sin importar su origen, el color de su piel, la familia de la que proceden o cuánto dinero ganan, el idioma que aprendieron por primera vez, las discapacidades con las que nacieron o cualquier otra serie de diferencias. Es mi privilegio servir con los educadores que vienen a trabajar todos los días para servir a todos nuestros niños.

Tenemos mucho de lo que enorgullecernos aquí en el Distrito Escolar de Dayton: nuestra tasa de graduación fue recientemente reconocida como una de las 10 principales en el estado de Oregón (#6 en general); nuestras tasas de crecimiento en los puntajes de los exámenes estandarizados son fuertes (esto significa la medida de cuánto un estudiante mejora su puntaje en los exámenes de un año al otro); y realmente nos preocupamos por nuestros hijos y cumplimos nuestra misión de ser un distrito con corazón. Dicho esto, todavía tenemos áreas que mejorar y nuestros estudiantes no siempre están tan bien preparados como deberían. Es importante celebrar los éxitos, pero también es bueno reconocer que siempre podemos trabajar para mejorar.

Nosotros:

  • Continuaremos esforzándonos para que nuestros estudiantes alcancen un nivel más alto en lograr un éxito académico riguroso en las tareas y evaluaciones;
  • Trabajaremos para asegurar que todos los estudiantes estén listos para las demandas académicas y sociales requeridas para su vida post-secundaria más allá de la high school; y
  • Navegaremos por un proceso para mejorar las instalaciones escolares en todo el distrito.

            Todo esto se trata de reflexionar sobre nuestro desempeño y prácticas actuales para ver qué está funcionando bien y qué podemos ajustar para que podamos mejorar continuamente y mejorar para aquellos a quienes servimos. Como superintendente, estoy aquí para servir mejor a nuestra comunidad y sistema escolar, y para servir a todos los niños. Me gustaría su opinión sobre mi desempeño. Sus reflexiones y comentarios me ayudarán a servir mejor a nuestros estudiantes, personal y comunidad. Visite nuestro sitio web y responda a mi encuesta de 360 grados y dígame lo que piensa. Como siempre, ¡gracias por confiarnos sus hijos y nuestro futuro! ¡Es un placer servirles a todos!

Jason Hay